miércoles, 17 de octubre de 2007

Teoría indigesta



Como decía en las entradas anteriores, hoy la palabra Ciencia tiene al menos tres significados completamente diferentes (Conocimiento, Ciencia experimental y Ciencia Mercantilizada). Correspondiéndose, uno a uno, con esos tres significados, la palabra Teoría tiene al menos otros tres significados (Cualquier tipo de conocimiento no aplicado, explicación que se da de un fenómeno y que puede someterse a experimentación y cualquier mezcla de las otras dos realizada de modo arbitrario a gusto del autor).

Si la Biología es netamente una Ciencia Experimental (tipo 2 de Ciencia), no puede mantenerse sino en base a teorías experimentales (tipo 2 de Teoría). Si, por el contrario admitimos que la Biología es Conocimiento no experimental o Ciencia Mercantilizada, entonces, cualquier teoría vale.


Pues bien, la Teoría de Evolución de las Especies por Selección Natural no puede someterse a experimentación. No porque trate de la evolución y esta no pueda someterse a experimentación (hay muchas maneras de abordar problemas evolutivos de manera experimental), sino porque es una tautología.

Entender lo que es una tautología no es algo fácil en los tiempos que corren. Ya Leibniz decía: “las meditaciones de los teólogos y de los filósofos que se llaman escolásticos no son enteramente despreciables. Los escolásticos sabían, mejor que sabemos hoy, distinguir entre una tautología y una afirmación que no lo es. Si yo digo "la luz es lo que me ilumina", es tautología; es equivalente a decir "la luz es la luz" o "lo que me ilumina es lo que me ilumina". Así mi conocimiento acerca de un objeto (la luz) no puede avanzar. Si yo hago experimentos en el laboratorio para ver qué individuos sobreviven en una población con distintos tratamientos o qué especies en experimentos de competición, siempre el que sobrevive será el más apto en esas condiciones y no puedo avanzar en el conocimiento de los mecanismos. Si yo sospecho que la poliploidización puede ser un medio de especiación, lo que he de analizar es el mecanismo de esa poliploidización. De nada me sirve decir que esto hace más apto al organismo.

Al contrario de lo que debería ser, el neo-darwinismo propone una Teoría Evolutiva no experimental (que a mayores, es una tautología) como aspecto clave, no sólo del estudio de la evolución, sino más allá de eso, de la Biología.

Uno de los principales representantes del neo-darwinismo, Theodosius Dobzhansky lo dijo muy claramente en una frase que todavía hoy se repite a menudo : “En Biología nada tiene sentido si no se considera a la luz de la Evolución”. Ya he criticado esta aseveración, que es insostenible con el punto de vista de la Biología robusta y experimental de primeros del siglo XXI y que, en justicia, debe hoy re-interpretarse al revés, es decir: “En Evolución nada tiene sentido si no se considera a la luz de la Biología”.


Al socorro de este pilar ruinoso del neo-darwinismo viene, más recientemente, el libro titulado “The Structure of Evolutionary Theory” de Stephen Jay Gould.


El título del libro indica que su contenido es amplio, es decir que necesariamente ha de referirse a la Teoría Evolutiva en sentido extenso (sentido 1 de arriba, cualquier tipo de conocimiento no aplicado; no Teoría científica puramente experimental y comprobable), lo cual, hecho de una manera objetiva, habría sido una tarea verdaderamente loable, equivalente a la que Charles Déperet había hecho en 1929 en su libro "Les transformations du monde animal".


Evidentemente, el libro de Gould es extenso (1433 pp); tal vez el más pesado de la Historia de la Biología (2,3 Kg). Ciertamente contiene multitud de datos interesantes y hasta algunos de sus críticos lo han interpretado como anti-darwinista. Ahora bien: ¿Es su contenido objetivo?. La respuesta es: no. ¿Por qué?. Porque pone como base de la Teoría Evolutiva a la Teoría de Evolución de las Especies por Selección Natural, lo cual no solamente no es una Teoría Científica sino que es una tautología. En este sentido, Déperet, setenta años antes, lo había hecho mucho mejor, indicando alguna teoría mucho más atractiva y, no como base de nada, sino como puro punto de partida para desarrollar el conocimiento (es lo que debe ser una teoría). Déperet nos habla, por ejemplo de La inaptitud de las formas especializadas de Cope, como una teoría que puede ser de gran utilidad para comprender la evolución.


Gould, al contrario que Déperet, se define como claramente darwinista cuando, muy al comienzo de su libro (p 18) presenta la figura de un coral, anclado en el suelo, al que equipara con la Teoría Evolutiva y dice: The central trunk (the theory of natural Selection) cannot be severed, or the creature (the theory) dies.






Pero en esa simple figura del coral va encerrada la gran trampa. Una teoría nunca puede estar anclada en el suelo y además: Si la teoría muere, entonces ¿Qué?. La muerte de una Teoría Científica siempre son buenas noticias, significa que otra mejor la ha reemplazado. Por eso, aquí preguntamos:


¿Por qué ha de basarse la Teoría evolutiva en sentido amplio en la teoría de Darwin?.
¿Acaso no se trata ya esto de un punto de partida dogmático?


Pretende Gould así, junto con los neo-darwinistas igualar Darwinismo y ortodoxia en la teoría evolutiva. Dogmatismo como punto de partida. La teoría, pintenla ustedes como coral, o como lo deseen, está ahí para ser substituida por una mejor. Lamentablemente, esto no puede ocurrir si la Teoría no es tal Teoría, sino una tautología impuesta como Teoría.

2 comentarios:

Guia Aves Colombia dijo...

Estimado profesor Cervantes,
Saludos,
Me llamaron mucho la atencion dos partes de su blog que me gustaria discutieramos: la primera el encabezado y la segunda su discusion de la que usted mal llama ¨teoria indigesta¨. Por esto me tomo el atrevimiento de cuestionarle algunos de sus argumentos:
1. Sobre su encabezado me gustaria saber que significado tiene la vida para usted?. Y relacionado con esto, a que ¨riesgos¨ podriamos enfrentarnos si experimentamos con ella?. Acaso gran parte del conocimiento biologico por el que usted aboga en sustitucion de teorias ¨indigestas¨ como la darwiniana no provienen justamente de esa experimentacion?.
2. Usted argumenta que la seleccion natural no puede ser comprobada experimentalmente. Que me podria decir usted de los experimentos naturales que ocurren en los archipielagos. No considera usted ejemplos tan claros de radiacion adaptativa como los de los pinzones de las Galapago prueba suficiente para la ocurrencia de la seleccion natural como mecanismo evolutivo?

Gracias por su atencion.

oschumar dijo...

Estimado Emilio:

Que la Estructura de la teoria de la evolución de Gould tenga un sabor Anglosajón,no lo discuto. Sin entrar en cuestiones historicas con respecto a la dicotomia de escuelas de pensamiento (Anglosajon vs Francesa), ese sabor que transmite un plato fuerte de 1433 pp y 2.3 kg de peso, puede que no sea deleite del paladar de algunos y ocasione un colapso digestivo y un fuerte daño de estomago. Una solución ingenua a este mal que atormenta a algunos biologos, es proponer un medicamento retorico que empeora el mal, falacias ad hominem y tautologias, otra vese vuelve a Popper.

¿Por qué crees -ingenuamente creo- en que ese mamotretico es algo asi como un paradogma?,si, paraDOGMA, pues ironicamente aplicas el mismo concepto Darwiniano cuando dices que "La muerte de una Teoría Científica siempre son buenas noticias, significa que otra mejor la ha reemplazado". De hecho dudo que Darwin ni Gould lo ven asi, como un dogma. Hombre, ¿sera que el libro de Gould pretende ser una biblia del biologo evolucionista?, o mas bien, ¿una sintesis de una teoria jerarquica de la evolución biologica?

Sinceramente me esperaba una buena critica al libro de Gould, espero que la argumentes de forma mejor y no con retorica.

Gracias por tu atención, estaremos en contacto para discutir tan importante tema y afinar nuestras ideas.