miércoles, 3 de octubre de 2007

Razonar: El silogismo y la tautología




Un ejemplo de razonamiento son los silogismos. A partir de dos premisas, se deduce una tercera (la conclusión). Los escolásticos llamaban premisa mayor a la que contiene el predicado de la conclusión y premisa menor a la que contiene el sujeto.

Ejemplos:
De razonamiento deductivo:
Pr Mayor: Todos los hombres tienen cabeza
Pr menor: Juan es un hombre
Concl: Juan tiene cabeza

De razonamiento inductivo:
Pr mayor: Juan tiene cabeza
Pr menor: Juan es un hombre
Concl: Los hombres tienen cabeza

En la tautología no hay razonamiento, bien porque las dos premisas son idénticas o porque alguna de ellas (o ambas y por tanto también la conclusión) contiene una identidad .

9 comentarios:

tumbaito dijo...

Juan tiene cabeza.
Juan es un hombre.
Entonces, Algún hombre tiene cabeza.

Emilio Cervantes dijo...

Si, ese es el ejemplo perfecto de un razonamiento inductivo, pero en la realidad no todas las veces se utilizan razonamientos perfectos sino mas bien aproximaciones. La perfección es estática e impide el avance. El conocimiento implica ese ir más allá mediante sucesivas aproximaciones. En ello hay siempre un riesgo pero la observación y la experimentación nos llevan por el buen camino. Los ejemplos siguen valiendo. Gracias.

tumbaito dijo...

Yo creo que ese razonamiento es deductivo.

Dicen que el perro y el oso comparten un antepasado común -que me dijese eso un amigo biólogo me hizo mucha gracia porque de pequeño confundía los osos con los perros-. Ahora supongamos que nos encontramos ante ese ancestro común. ¿Es un perro o es un oso?

Aquí muchos piensan que opte por lo que opte el científico se encuentra ante una situación en la cual sólo puede usar los conceptos de una manera aproximada para describir un ente real.

Pues bien, yo no estoy conforme. Creo que ante lo que estamos es ante una contradicción. Ese ancestro ni es perro ni es oso. Pero a la vez, es las dos cosas.

Dicho en román paladían, prefiero admitir contradicciones reales que inventarme un mundo ideal platónico científico con el cual acercarme aproximativamente a la realidad.

Creo que le gustará este artículo.

Emilio Cervantes dijo...

El razonamiento no me parece deductivo. Si usted observa que Juan tiene cabeza y dice: "Juan tiene cabeza", de ahí no deduce nada. El predicado "tener cabeza" no puede aplicarlo a menos elementos que a Juan. Si dice, a partir de él, otros hombres tendrán cabeza, ya es inductivo.

Preferiría no suponer lo que propone, pero si me lo encuentro será un ente real. Deberá tener correspondientemente un nombre que no será ni perro ni oso. Ahí no hay contradicción ninguna. La Ciencia al igual que el lenguaje, convive con la contradicción, pero eso no significa que la contradicción la arruine, sino todo lo contrario. Voy a echar un vistazo al artículo que me recomienda.

tumbaito dijo...

Pero es que no estoy diciendo que otros individuos tengan cabeza. Estoy diciendo que como mínimo hay un hombre que tiene cabeza; esto es, juan.

Pero es que equidista de ser oso y de ser perro. ni es oso ni es perro pero es oso y perro. Le podemos llamar a ese animal enselete, pero los enseletes seguirá siendo una especie que equidista.

Sursum corda! dijo...

Por lo visto, la selección durante siglos de razas de perros, ovejas o caballos no ha existido porque era una tautología. No se ha seleccionado vacas para carne o para leche, no se ha seleccionado ovejas que tengan más grasa en su leche para quesos, no se ha seleccionado caballos purasangre para careras ni percherones para tiro, no se ha seleccionado nada porque era un tautología.

Sursum corda! dijo...

El comentario anterior era para el post Selección Natural. LO he añadido allí ya.

Emilio Cervantes dijo...

La selección artificial ha existido. El hombre ha seleccionado. La selección es lo que ocurre cuando alguien selecciona. No sirve como Teoría Científica. El científico no pretende seleccionar sino conocer las causas y los mecanismos. Si admite burdamente que la evolución es selección nunca conocerá .

Lo que es una tautología es poner la selección natural como teoría. Es decir, pretender que la selección natural sea lo que científicamente se ha demostrado que es la causa de la evolución.

Sursum corda! dijo...

Mi respuesta en su post sobre Seleccion natural.